Diseño interior Costa Blanca

España es un país con características, tradiciones y gustos propios. Esto es evidente, por supuesto, en el interior y en la arquitectura. Las casas y pisos de este país se caracterizan por sus grandes ventanas panorámicas, sus telas claras y sus muebles de mimbre.


Otra característica que se puede encontrar en las casas españolas más antiguas son los techos altos. Esto se explica por el hecho de que el estado no tiene una gran superficie, las casas fueron construidas una a una y eran estrechas. Pero los españoles encontraron una salida: los techos altos y abovedados.

Los españoles también tienen una actitud especial hacia las puertas: prácticamente no hay ninguna. Las puertas sólo dividen el espacio privado y el común, y las hacen delgadas, talladas y con bisagras.


El esquema de colores está dominado por los contrastes: oscuro y claro. Esta solución no sólo permite ampliar visualmente la habitación, sino también acentuar detalles interiores especiales.

El color más popular en el interior es el rojo. Sin embargo, debe utilizarse con cuidado: si se añade un poco más de lo necesario, la habitación parecerá pesada, creando una sensación de presión.


Hay algunas reglas sobre la iluminación en un interior:

Asegúrate de tener grandes ventanas, lo que significa mucha luz natural, que hace que todos los detalles de la decoración de la habitación jueguen de una manera nueva;
Lámparas o candelabros de hierro forjado. Es uno de los atributos más famosos de los interiores españoles;
Muchas fuentes de luz adicionales: apliques, lámparas colgantes, chimeneas reales y eléctricas.


Cuanta más luz, más espaciosa parece la habitación.


Los dormitorios y los salones también tienen sus propios matices. El estilo español combina lo aparentemente incongruente: las texturas rugosas y la elegancia de las líneas. Por ejemplo, las vigas de madera del techo y los hermosos muebles con suaves curvas. En el suelo, lo más frecuente es utilizar madera o baldosas de cerámica. Por esta razón, casi todas las casas españolas tienen hermosas y gruesas alfombras en el suelo, que complementan perfectamente el interior y crean una inolvidable sensación de comodidad.